Artículos

Bendición del Concurso Bíblico y el Ayuno

    Quiero agradecer a Dios y a nuestros pastores por haber dirigido a Ministerios Hebrón a la memorización de versículos a través del concurso bíblico. La bendición de esto fue muy evidente para mí en un entreno del CBM (categoría infantil). Tuvimos una citatón (una maratón de citar versículos), y una niña pudo responder 200 preguntas consecutivas de la guía sin equivocarse. Los oficiales la detuvieron, no porque se hubiese equivocado, ¡sino porque ya no había tiempo!

    En ese momento pude ver con más claridad lo que el Señor está haciendo a través de este concurso. Para los niños se trata de competir y jugar, pero la Palabra está quedando grabada en sus mentes de una manera impresionante.

Algunos de los niños con mayor rendimiento estudian hasta tres horas diarias. Y cuando venga una tentación, mi oración es que ellos, como el Señor Jesús, puedan sacar su espada y decir: “Vete, Satanás, porque escrito está...”

    Damos gracias también por la venida del hermano Vagn Rasmusen. Mi esposa Kathia y yo hemos estado ayunando, y ha sido de bendición para nuestra vida. Dios hace cosas en el corazón a través del ayuno que no se pueden lograr de otra manera. Entendí lo que dice Cristo a Sus discípulos en Mateo 17:21: “Pero este género no sale sino con oración y ayuno.” El Señor quiere sacar de nuestra vida la “incredulidad”. Nosotros hemos sido un pueblo incrédulo, y Dios nos envió a ese buen hombre, que vino con la fe de un niño a mostrarnos lo que el ayuno puede producir.

Juan Pablo Leonardo

Iglesia Hebrón, Guatemala